La Escuela

 

Una escuela, un ambiente, un hogar

 
El “Pabellón del Buey Maravilloso” es una escuela dedicada a la formación completa del Cuerpo, Mente y Espíritu.
Desde sus inicios siempre ha apuntado a resultados concretos y a tales fines se vale de las artes yóguicas de Extremo Oriente. En ese sentido, ha obtenido no pocas satisfacciones, tal como a menudo lo testimonian sus propios alumnos y allegados.
Pero el Pabellón no sólo es un lugar donde aquel que viene a mejorar su salud, ánimo o psique toma su clase y se retira por una semana. Es también un ambiente donde puede permanecer horas, relacionarse, reir y conversar, compartir vivencias con otros compañeros, solicitar asistencia de sus profesores, encontrar un ambiente inspirador, y hasta pertenecer a una comunidad urbana de gente con similares intereses o necesidades.

Sobre estas bases, los fines del Pabellón se orientan a mejorar tanto al individuo como a la sociedad toda, siendo sus principales objetivos:

- Optimizar la salud física y psíquica de la persona, cualquiera sea su edad y condición física, social o educativa.
- Desarrollar sus propias vocaciones y talentos, incluso al punto de llegar a vivir de ellos.
- Promover el respeto y cariño por todo ser viviente, sea este humano, animal o vegetal, así como su derecho a existir en cualquier etapa de su desarrollo. Esto lleva a un estado bienaventurado en que la persona se conduce por su entorno cuidándolo como una patria y un hogar.
- Capacitar al alumno para volcar en la sociedad las bondades de los conocimientos y virtudes que ha adquirido.
- Proyectar en el entorno las bondades de los que se investiga y desarrolla en cuanto institución.

A los fines de una formación eficiente, la columna vertebral del Pabellón está constituida por las artes yóguicas de Extremo Oriente (Chi Kung, Tai Chi y otras), el Reiki y las artes de Digitopuntura y Reflexología de Asia. Las mismas se dictan con un enfoque ameno y fácil de comprender, a la vez que muy profundo y poco común. La adaptación a nuestra mentalidad y necesidades nativas es una norma continua.
El resultado es una persona completa y realizada, con capacidad suficiente para ayudarse a sí misma, y a las personas y seres de su familia y entorno.
 
 
 

Un poco de historia...

En 1990 el Prof. Alejandro Díaz Manzanelli concibe “El Pabellón...”. Su formación en Chi Kung y Tai Chi y sus experiencias de producción en la revista “Guia de la Nueva Era”, en el programa ómnibus “Nuevo Amanecer” (precursor de lo que serían luego Radio Castelar y FM Millenium) y de cogestión en la “Biblioteca Dion Fortune” (1ª biblioteca argentina del holismo, jamás superada posteriormente) le permiten observar que, a pesar de los entusiasmos del caso, las propuestas para una vida más sana rara vez pasan de un nivel introductorio, agotándose rápidamente y siendo reemplazadas de continuo por nuevas propuestas, lo que amenaza derivar en un indeseado “merchandising” esotérico.

De esta manera, decide anclarse en las sabidurías cuya antigüedad y vigencia demuestran solidez, abocándose a la profundización aún más intensa y paciente del Chi Kung y el Tai Chi (combinación de yoga chino, meditación dinámica y acupuntura en movimiento). Se enfoca especialmente en la filosofía de estas artes y las causas de su histórica aplicación para resolver patologías individuales y sociales de todo tipo.

Así, considerando los inicios en su adolescencia, llega a sumar 27 maestros de China, Corea, Perú y Argentina, 15 de ellos con linaje, fundando en el año 2008 el “Pabellón del Buey Maravilloso” con el apoyo de su amigo el dr. Enrique Tosto, presidente de la “Fundación Reunión”, y 67 discípulos entusiastas. En el año 2010 las aulas del Pabellón ya albergan a 200 alumnos, colmando la capacidad estructural de las 2 plantas del edificio, siendo que ese caudal de discípulos se ha mantenido constante hasta el presente.
 

Las 7 Revoluciones del Pabellón

Llamamos así a las 7 contribuciones pioneras del Pabellón para con el Chi Kung y los métodos educativos de Oriente y Occidente.
Estas han demostrado ser:
 
1. El Chi Kung Interno y los Efectos Reales
Desconocido en América, perdido en Europa, olvidado en China, el real dominio del Chi Kung interno constituye el Santo Grial buscado por todos los instructores y maestros del mundo. Consiste en la habilidad para desarrollar el Chi (energía vital) de tal manera que pueda irrigar y mejorar el organismo entero a través del sistema acupuntural, al punto de mover el cuerpo por sí mismo. Las sensaciones de esta irrigación son harto notables, afirmando la convicción del alumno y brindándole un Norte invalorable para dirigir sus ejercicios. El cabal conocimiento del Chi Kung Interno y cómo enseñarlo es el aspecto más renombrado del Pabellón.
2. Los Resultados concretos
Hoy la física de micropartículas sostiene que “todo cuerpo es un lugar donde la energía hace algo”, pero la cosmovisión de Extremo Oriente siempre fue más lejos, afirmando que el Chi del Universo se condensa y compone los cuerpos con suma coherencia. Sobre este principio se basa, por ejemplo, toda la medicina tradicional china para orientar sus prescripciones. Por ello, si el Chi toma un ritmo y calidad coherentes a lo que el organismo es, las células se recomponen. Esta es también una consecuencia del manejo real del Chi Kung Interno y no pocos alumnos han experimentado cambios notables en su organismo tras los cursos dictados en el Pabellón.
3. La Explicación
Los hombres de Extremo Oriente son muy visuales y prácticos. En Chi Kung, Tai Chi, Digitopuntura, etc, los conocimientos se transmiten directamente de un maestro a un discípulo, el que observa mucho, pregunta poco e imita todo hasta comenzar a sentir el Chi en su propio cuerpo. Esta modalidad pasó a Occidente, con la consiguiente incomprensión de los discípulos occidentales, cuya educación se basa en elaborar preguntas y obtener respuestas lo más satisfactorias posibles. A fin de orientar al discípulo occidental, el prof. ADM implementa desde hace años todo un estilo educativo que explica principios y ejercicios en abundancia, lo que ha mejorado notablemente las prácticas y sus efectos. La inducción a vivencias reales de Chi ocupa un lugar protagónico en estas didácticas, siendo uno de los pocos lugares de Occidente donde se llevan a cabo.
4. La Universalidad y Adaptación
La cultura milenaria “empapa” al hombre asiático: cuando éste mira un espacio vacío “ve” Chi. Todo bulle a su alrededor y lo penetra como una esponja. Por ello rara vez se siente solo y no le es difícil sentarse a meditar en silencio durante un largo rato, sabiendo que en algún momento el Chi entrará en su cuerpo. Para el occidental, en cambio, en el espacio vacío sólo hay aire y ningún efecto especial puede esperarse de él. La meditación estática o en movimiento (base del Chi Kung y la Digitopuntura) le resulta toda una aventura, a la que no sabe bien cómo predisponerse. Por ello, en el Pabellón se han adaptado milenarios ejercicios a las posibilidades del hombre nativo según su idiosincrasia, edad, educación y/o condición física. Es decir, se llega a los mismos resultados desde caminos culturales distintos, con efectos cada vez más alentadores.
5. La Poesía y Simbología
Es un pilar fundamental del Pabellón, aunque en el mundo entero se las considere como complementos del Chi Kung, lo que resulta insólito. A diferencia de Occidente, la sabiduría oriental más pura no ve con ojos distintos el mundo del hombre y el mundo de la naturaleza. Por el contrario, utiliza las conductas y terminologías de la Naturaleza para explicar lo que sucede en la persona, y así construye su ciencia. Si, por ej., nos desinteresamos de la fisiología, hábitos, juegos y motivaciones del Oso, difícilmente podremos ejercitarnos adecuadamente en la marcha del “Oso cuidando su Cría” y comprobar por qué nos mejora el Estómago, los intestinos y las digestiones pesadas. De esta manera, la comprensión de la poesía y simbología de los diversos ejercicios está directamente ligada a sus resultados y nos abre un bellísimo panorama.
6. Los Conocimientos profundos dictados claramente
Es el resultado de la experiencia universitaria del prof. ADM, quien en su momento cursó las carreras de Filosofía, Historia y Geografía de la Univ. de Bs. As. En los anaqueles de nuestros claustros universitarios se amontonan valiosos conocimientos, expresados muchísimas veces en una inentendible jerga académica. Amén de ello, quienes deberían volcarlos a la comunidad rara vez lo hacen. Las causas suelen ser desinterés, pedantería, incapacidad para hacerlos comprensibles, o ignorancia para aplicarlos en forma útil y concreta. De esta manera, las universidades argentinas terminan convirtiéndose en verdaderas islas, donde abundan académicos que se ven en figurillas para justificar la utilidad de sus muchos conocimientos y certificados extranjeros. En realidad, estos complejos estudios pueden simplificarse, traducirse en un lenguaje comprensible para todos y transformarse en soluciones físicas, psicológicas, sanitarias, médicas, urbanísticas, económicas, ecológicas, arquitectónicas, administrativas, históricas, artísticas, etc., o bien completar otros conocimientos en forma amena. En este sentido el Pabellón ha sido pionero, abocándose desde hace tiempo a esta clarificacion, y enriqueciendo continuamente sus programas de Chi Kung, Tai Chi, Digitopuntura y Reiki con los resultados obtenidos.
7. La integración de las Ciencias
Aunque pasáramos toda la vida estudiando por separado un triángulo apuntado para arriba y otro para abajo, difícilmente entenderíamos el sentido de la estrella de David. No obstante, las ciencias de Occidente abordan la realidad de esta manera, concentrándose cada vez más en un solo aspecto de la misma. El resultado ha sido una innecesaria y mayúscula desintegración del saber, dividido en un sinfín de especializaciones. De esta manera, abundan “especialistas” que ignoran por completo los pilares fundamentales para una vida bienaventurada, siendo que una persona sencilla y de buen corazón resulta más valiosa que un buen número de ellos. No obstante, tantas hojas sueltas de conocimiento se vuelven muy útiles cuando se conoce en qué árbol encajan. Basándose en las experiencias evidentes del Chi Kung Interno y sus resultados, el Pabellón toma como “árbol” la correspondencia de cada ser vivo con el Universo e integra como “hojas” todos los conocimientos que ayudan a explicarlo o dar ejemplos del mismo. El resultado ha sido una gran ciencia coherente e integrada que ha permitido comprender los significados de las más bellas sabidurías de todos los tiempos (taoísmo, budismo, confucianismo, cristianismo, indigenismo, ecologismo, etc), y una nueva didáctica que permite enseñarlos con suma claridad.
 
 
 

EL CRECIMIENTO MASIVO

Es un hermoso fruto de la enseñanza del Pabellón, que no deja de asombrar a muchos colegas e incluso publicistas. También es el resultado de madurar conocimientos en silencio durante 20 años, hasta exponerlos finalmente.
A la particularidad de nacer con 67 alumnos, se suma haber alcanzado en estos años más de 300.
Este crecimiento espontáneo llevó a buscar un espacio adecuado para centenares de personas. En realidad, las razones de este crecimiento es simple y nos la ofrecen siempre nuestros discípulos de toda edad y condición: El hecho de haber encontrado finalmente una Escuela, un Ambiente y un Hogar.
 
 

NOSOTROS

AlejandroDiAZMANZANELLI

Prof. Alejandro DÍAZ MANZANELLI 

Director.

PabloNegretti

Maestro Pablo NEGRETTI

Profesor Adjunto

 

ClaudiaDeUriquiza

Maestra Claudia DE URQUIZA

Profesora Adjunta

VelezFITZGERALD

Sensei Fanny VÉLEZ FITZGERALD

Profesora Titular de Zen Shiatsu